Abrir chat
You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

¿Necesitas recibir servicios de salud en tu casa? Te contamos lo que debes tener en cuenta

La llegada de la pandemia ocasionada por el Coronavirus, ha hecho que cambiemos nuestras dinámicas de vida. Una de ellas, es la manera como cerramos nuestra casa a visitantes y del mismo modo, nos han bloqueado la posibilidad de salir de ella. Durante los próximos meses, esta medida irá flexibilizándose hasta alcanzar la normalidad; los servicios que son vitales para algunas personas no dan espera y se hace indispensable volver a acceder a estos. Por fortuna, las nuevas tecnologías y el acceso a la información nos permiten saber cómo podemos cuidarnos de la mejor manera. Hace un siglo, cuando aparecían nuevas enfermedades, era casi imposible saber, al menos en tiempo real, lo que estaba sucediendo en otro continente. Hoy, gracias al internet y al tratamiento de datos, se pueden obtener múltiples alternativas para prevenir o manejar una pandemia que acabaría con buena parte de la población. Uno de los servicios que irá iniciando apertura será la atención de salud en casa. Las terapias físicas, rehabilitación, terapia respiratoria, cuidado de adultos mayores, entre otras, son de vital importancia para mantener el estado de salud y bienestar que seguramente se perdió justo antes de iniciar el aislamiento.   Para estar más tranquilos, te dejamos algunas recomendaciones de cuidado:

1. Prepara tu casa para recibir los visitantes

  • Ten un sitio para el lavado de las manos con jabón y si es posible toallas desechables para el secado de las manos (para uso de la persona que va de visita). Ofrece el lavamanos inmediatamente llegue el visitante, para que sea lo primero que haga al llegar a tu hogar.
  • Procura ubicarte para recibir la atención en un sitio ventilado, idealmente en superficies que después puedan limpiarse adecuadamente, como sillas de madera, plásticas o cobertura de cuero.

2. Toma tus precauciones

  • No programes una visita si presentas síntomas inusuales como tos, dolor de garganta, dolor abdominal o diarre; incluso, si no has presentado fiebre.
  • Recibe siempre a tus visitantes con tapabocas.

3. Tu visitante debe tener

  • Tapabocas
  • Delantal, preferiblemente desechable e impermeable
  • Guantes desechables
  • Gel antibacterial o alcohol

4. Después de la visita

  • Después de la atención, cuando el visitante se haya ido, limpia las superficies que estuvieron en contacto durante la atención con alcohol o agua y jabón.
  • Lava tus manos hasta los codos y tu cara con agua y jabón.
  • Si resultaron desechos de la atención, tales como guantes, gasas o demás, descártalos en una bolsa plástica, ciérrala y tírala a la basura.

El autocuidado es el principal mecanismo de prevención que tenemos ante este y otros virus que puedan llegar. La clave está en seguir recomendaciones de las autoridades de salud y tener hábitos saludables.